Nuestras convicciones y actitudes que guían nuestras acciones y relaciones diarias son los pilares que instauró el fundador de Aldeas y que se han mantenido a través de los años hasta el día de hoy en la organización:

Audacia: Porque actuamos. Hemos desafiado los métodos tradicionales en la atención a niños y niñas en condición de orfandad y continuamos introduciendo innovaciones en los conceptos de atención al niño y niña. Ayudamos a los niños y niñas que no tienen a quien recurrir. Con sensibilidad y al mismo tiempo con confianza estamos decididos a cuestionar, a aprender y a actuar a favor de los niños y niñas en todo el mundo.

Compromiso: Porque cumplimos nuestras promesas. Estamos dedicados a ayudar a generaciones de niños y niñas a tener una mejor vida. Logramos esto cultivando relaciones duraderas con nuestros donantes, colaboradores y con las comunidades en donde radicamos. Estamos convencidos de que al realizar un compromiso a largo plazo obtendremos un impacto significativo y sostenible.

Confianza: Porque creemos en cada persona. Creemos en las habilidades y potencialidades de cada uno. Nos apoyamos y respetamos mutuamente, y construimos un entorno donde podemos cumplir nuestras responsabilidades con confianza. Este ambiente de confianza nos inspira a compartir nuestras experiencias y a aprender uno del otro.

Responsabilidad: Porque somos socios confiables. Porque somos socios confiables. Desde 1949 hemos construido una base de confianza con donantes, gobiernos y otros socios que nos apoyan en nuestra misión. Nuestra mayor responsabilidad es garantizar el bienestar de los niños y niñas asegurando altos estándares de atención. Para lograrlo, nos comprometemos a usar todos los fondos y recursos criteriosamente, con respeto y responsabilidad.

Agregamos a ellos un valor que consideramos imprescindible para el funcionamiento de nuestra OTEC.

Grato ambiente: Considerando la cantidad de horas que los profesionales destinan a su trabajo, es indispensable mantener la tarea con altos índices de calidad pero en un ambiente de calidez, calidad y armonía para ello los profesionales han definido mejorar sus relaciones internas y externas.